“Mi meta siempre fue estar donde estoy”, Jhomelger García, graduado en el Máster Universitario en Fisioterapia Deportiva.

Jhomelger García, graduado en el Máster Universitario en Fisioterapia Depotiva

Jhomelger García es graduado en el Máster Universitario en Fisioterapia Deportiva y ahora mismo es fisioterapeuta de los New York Mets de Béisbol, uno de los grandes equipos de las ligas de béisbol profesional de mayor nivel de los Estados Unidos. “Coordino la rehabilitación de los jugadores latinos en todos los niveles de la organización en nuestro complejo deportivo ubicado en la República Dominicana.”

Lo que más le gusta de su trabajo es “la posibilidad de trabajar con los jugadores desde el primer día, la inmediatez con que comenzamos a rehabilitarlos nos permite lograr grandes resultados en un menor tiempo, por supuesto, respetando los tiempos biológicos.”

“Cada atleta es un reto diferente, el fisioterapeuta deportivo no sólo hace fisioterapia, tenemos que tener la capacidad de adaptarnos a cada atleta, tenemos que saber manejar la necesidad que tienen de regresar y el estrés que les genera estar lesionados, en muchos casos la capacidad que tenemos de entenderlos y ayudarlos más allá de la lesión define el éxito de nuestros tratamientos.”

Lo que más le apasiona de la fisioterapia deportiva es “la oportunidad que te da de vivir desde el primer momento la lesión, la experiencia de verlos desde el momento en que se lesionan hasta que regresan a la actividad es gratificante.”

Cuando le preguntamos si alguna vez se imaginó estar haciendo lo que está haciendo ahora mismo, nos cuenta que su “meta siempre fue estar donde estoy, me preparé por años para esto y hoy que lo tengo puedo decirte con propiedad que, aunque el camino fue difícil, lo volvería a hacer sin dudar.”

“Desde siempre quise trabajar en la industria deportiva, mi deporte desde niño es el béisbol, me decanté por la Escuela Universitaria Real Madrid por tres factores que consideré claves: el contenido, el prestigio de la escuela y la oportunidad de tener la experiencia de trabajar en las instalaciones del Real Madrid como pasante. Ya hablando con el corazón, soy Fanático del Real Madrid de toda mi vida.”

“Creo que la Escuela Universitaria Real Madrid me dio las herramientas necesarias para desenvolverme en la Industria Deportiva. Sin embargo, hay que seguir estudiando porque en nuestra profesión el conocimiento nunca es suficiente.”

Nos cuenta que echa de menos a “las amistades que hice allí, aunque tengo la oportunidad todos los años de compartir con uno de ellos ya que actualmente somos profesores del Máster.”

Nunca olvidará un consejo: “alguien me dijo una vez que la única persona que puede ponerle límites a tu vida eres tu mismo, y hoy lo practico como filosofía de vida.”

A los que están comenzando en este sector, Jhomelger les diría que “aprovechen la oportunidad, que entiendan que el Máster es solo el inicio, que deben prepararse porque la industria cambia todos los días, pero por sobre todas las cosas que hagan lo que les apasione porque será la clave para mantenerse.”