"Rendirse en las metas que uno quiere nunca es la solución"

El Alumni en Ingeniería Aeroespacial Álvaro Romero ha conseguido un puesto en el CERN y nos cuenta cómo ha influido su formación en la Universidad Europea en este logro profesional

Álvaro Romero, Alumni del Grado en Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Europea, trabaja actualmente en el departamento de ingeniería del CERN en Ginebra. El Consejo Europeo para la Investigación Nuclear​ es una organización de investigación europea que opera el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. La organización tiene 22 estados miembros​ y está oficialmente observado por las Naciones Unidas. Hablamos con él para profundizar un poco más sobre cómo su paso por la Universidad Europea ha influido en este gran hito profesional:

- ¿Qué han supuesto tus estudios en la Universidad Europea en tu carrera profesional?

Cuando comencé en la Universidad Europea, era un joven de 18 años, sin mucha idea de mi futuro y un gran desconocimiento de mis cualidades personales. Como todo joven que da el gran salto a los estudios universitarios, carecía de la madurez suficiente para afrontar esta etapa, y la falta de estabilidad emocional propia de esta edad era un escalón que dificultaba mi progreso. Sin embargo, la atención personalizada y el trato cercano que ofrecen los profesores de la Universidad Europea hicieron que mi personalidad cambiara por completo. En cuestión de un año, me dí cuenta de mis objetivos dentro de la carrera; los profesores me ofrecían las herramientas necesarias para poder crecer en el ámbito personal y profesional, y dependía de mi hacer un correcto de ellas.

A día de hoy, recuerdo los tres años que estudié en la Universidad Europea con añoranza. Fueron tres años donde aprendí, me formé como persona, y entendí que mis metas tenían que estar más lejos de lo que pensaba. Sin esta etapa en mi vida, muy difícilmente sería la persona que soy hoy en día.

- ¿A qué te dedicas en la actualidad, descríbenos un poco tu trabajo diario?

Actualmente, trabajo en el departamento de ingeniería del CERN llamado "EN-STI Group".  El Large Hadron Collider (LHC) es el experimento más importante del CERN, donde mayoritariamente protones colisionan a altas energías. Estas colisiones permiten a los físicos entender cómo son los elementos que componen el universo. Dentro de este experimento, mi proyecto trata del diseño, análisis termo-mecánico e instalación de bloques encargados de absorber la energía de las partículas. Dichos bloques se usan en caso de emergencia, así como errores en la inyección de partículas. Para ser más concreto, el nombre de este sistema es "Target Internal Dump Vertical Graphite (TIDVG)". Durante 2020 y 2021, intentaremos instalar el sistema de absorción de partículas en el Super Proton Synchroton (SPS). En 2021, cuando empiecen a suceder las colisiones, compararemos los resultados experimentales con los numéricos.

- ¿Cómo puedes aplicar tus conocimientos adquiridos en la Universidad Europea en tu día a día en el trabajo?

Cuando estudias en la universidad, es muy difícil imaginar en qué utilizarás los conocimientos que adquieres. En el tercer año del grado en Ingeniería Aeroespacial, recibimos formación en multitud de Softwares para la ingeniería. En diseño, trabajamos con CATIA V5. En fluidos (CFD), con ANSYS Fluent y en temas estructurales, con ANSYS Static Structural Workbench. Desde este momento, entendí que si algún día quería trabajar en el centro de investigación nuclear más importante del mundo (CERN), tenía que ser un ingeniero polifacético, capaz de diseñar y realizar cálculos numéricos tanto de fluidos como estructurales. Las oportunidades para entrar al CERN son realmente escasas, y sólamente aquellos con un alto grado de preparación en varias áreas son capaces de lograrlo. 

A finales de 2019, recibí una llamada de uno de los departamentos de ingeniería del CERN. Buscaban un ingeniero capaz de realizar cálculos termo-mecánicos en estructuras. A pesar de ser un puesto muy demandado, mi perfil polifacético resultó clave para ser escogido. El CERN tiene departamentos de ingeniería bien diferenciados. Sin embargo, cada vez que necesitan modificar un diseño, o realizar cálculos numéricos para la refrigeración de estructuras, dependen de otros departamentos para recibir resultados. Ser capaz de realizar dichos análisis sin recurrir a ayuda externa reduce la carga de trabajo de otros departamentos, y resulta clave para poder trabajar en nuevas ideas sin demorar tiempo. Por todo esto, los conocimientos que obtuve por primera vez en la Universidad Europea, y desarrollé a lo largo del tiempo, han resultado muy importantes en mi trabajo actual.

- ¿Qué recomendarías a los actuales estudiantes de Grado y Postgrado?

La Universidad Europea te ofrece todas las herramientas que necesitas para poder lograr lo que uno quiera. Depende de las personas hacer un uso correcto o no. En tercero de carrera, me propuse trabajar algún día en el CERN como gran objetivo de vida. Yo mismo pensaba que era imposible. Sin embargo, logré entrar a trabajar con 24 años, una vez acabados mis estudios de postgrado. Desde primero de carrera, te ofrecen clases 100% en inglés, atención personalizada, y un sinfín de proyectos para realizarte como profesional. Lo importante cuando estudias es entender hacia dónde quieres ir, y qué quieres hacer el día de mañana. 

- ¿Quieres comentar algo más?

Por último, mencionar que rendirse en las metas que uno quiere nunca es la solución. A pesar de haber entrado a trabajar con 24 años al CERN, llevo intentándolo desde que tenía 21 años. La respuesta a mis solicitudes fue "No" durante 3 años. Sin embargo, lejos de rendirme, logré entender que aquel "No" significaba "No, por el momento, sigue trabajando". Finalmente, tanto esfuerzo tuvo su recompensa.

917407272