Proyectos de Cooperación y Educación Internacional de la Universidad Europea en Dakhla

Seis estudiantes voluntarias y dos profesoras, todas ellas de la Universidad Europea participan en el voluntariado en el Sáhara Occidental

Seis estudiantes de la Universidad Europea junto con dos profesoras han desarrollado recientemente un voluntariado en Sáhara en un proyecto denominado “Fisioterapia y Psicología en la neurología infantil en Dakhla”, enmarcado dentro de los proyectos de Cooperación y Educación Internacional de la Universidad.

Las estudiantes Aymara Abreu, Paula Arevalillo, Sandra Silvestre, Palmira González, Martina Carpineti y Rita Ana, y las profesoras Marta Santacreu y María de la Plaza, pertenecientes todas a los grados de Fisioterapia y Psicología, trabajaron con el objetivo de mejorar la atención y la calidad de vida de 66 niños y niñas de entre 0 y 12 años que padecen alteraciones en el desarrollo como autismo o parálisis cerebral o braquial.

El proyecto, liderado por la profesora de Fisioterapia de la Universidad Europea Isabel Gaviña, es de continuidad, se basa en la investigación-acción y es el segundo año consecutivo que se lleva a cabo. Además, en él también ha participado la Asociación Dakhla des Handicapes.

La madre de uno de los beneficiarios agradece la ayuda recibida durante el proyecto de la siguiente manera: “En nombre de todas las madres de los niños discapacitados damos las gracias a la asociación discapacitados de Dajla por la atención que da a estos niños y damos las gracias a estas personas que vinieron desde España a Marruecos, a esta ciudad de Dajla, donde hay una gran necesidad en la sanidad. Nos han enseñado la rehabilitación respiratoria y le dieron mucha importancia a las madres. Nos enseñaron cómo relajarnos, para enseñarnos cómo tratar a nuestros hijos, que están en una situación difícil y les pedimos que vuelvan una y otra vez para beneficiarnos. Estos días que estuvieron con nosotros nos hemos beneficiado mucho y nos han dado mucha energía. Damos las gracias a la asociación Dajla porque si no llega a ser por ella no hubiéramos conocido a esta gente que vinieron de España y damos las gracias, aunque lo repetimos, porque no podemos pagarles lo que hacen por nuestros niños. Nos han dado la energía y esperanza en esta vida.”