¿Me pongo más nervioso si expongo en un idioma extranjero?

Un grupo de investigadores de la Universidad Europea ha querido comparar la respuesta psicofisiológica de los estudiantes que exponen su Trabajo de Fin de Grado en su idioma materno con aquella de los estudiantes que lo hacen en un idioma extranjero.

El número de estudiantes internacionales en educación superior ha aumentado considerablemente en los últimos 10 años, siendo los estudios del área de Ciencias de la Salud los más demandados por los estudiantes internacionales según la OCDE. En este sentido, los estudiantes no nativos se enfrentan a ciertas dificultades lingüísticas y culturales durante su etapa académica, pues deben llevar a cabo prácticas, exámenes y exposiciones en un idioma distinto al que están acostumbrados. 

Ana Ramírez-Adrados, Ana Isabel Beltrán-Velasco, Cristina González-de-Ramos, Silvia Fernández Martínez, Beatriz Martínez-Pascual, Valentín Fernández Elías y Vicente Javier Clemente-Suárez, todos ellos investigadores de la Universidad Europea han llevado a cabo un estudio para analizar si el idioma en el que se realiza la exposición del Trabajo de Fin de Grado influye en la respuesta psicofísica de los estudiantes. En él han participado un total de 110 alumnos del Grado en Fisioterapia divididos en dos grupos: los que exponían en su lengua materna (83) y los que lo hacían en un idioma distinto (27).

Tras analizar la respuesta al estrés, la excitación cortical y la percepción de ansiedad en distintos momentos de la exposición, entre otras variables, se llegó a la conclusión de que, al contrario de lo que se pueda pensar, el idioma en el que se realiza la presentación oral no interfiere en la respuesta psicofisiológica de quien la lleva a cabo. Independientemente del idioma de presentación, en todos los casos se produce una alta activación del sistema nervioso simpático y una respuesta anticipatoria relacionada con la ansiedad. 

917407272