La Universidad Europea forma a docentes en Atención a la Diversidad como parte del Proyecto Inclúyeme

El programa formativo ha sido desarrollado por la Unidad de Atención a la Diversidad y otorga formación específica sobre diversidad a los docentes de la Universidad

Una educación inclusiva, el apoyo educativo adaptado a la persona así como desterrar el miedo o el desconocimiento hacia los estudiantes con necesidades especiales, son algunos de los objetivos que persigue el Proyecto Inclúyeme de la Universidad Europea.

El programa, llevado a cabo por la Unidad de Atención a la Diversidad (UAD), está dividido en cuatro niveles (principiante, explorador, experto y embajador inclusivo) para agrupar a los profesores según su cercanía con la atención a la diversidad e ir ayudándoles a ser cada vez más inclusivos con los estudiantes cuyas aptitudes así lo exigen. Los docentes del nivel más alto, embajador inclusivo, colaboran como formadores en el programa ya que enfocan su docencia en el área de este tipo de inclusión.

Inclúyeme sigue tres líneas en la formación: una mentoría inclusiva donde al estudiante se le asigna un mentor que le acompaña y orienta, “Diseño Universal de Aprendizajes” para que el docente sepa utilizar las diferentes metodologías y recursos para hacer el aula más inclusiva y la de aulas diversificadas, que segmenta por diagnósticos concretos para que de ese modo el docente sepa cómo debe recibir en su aula a un estudiante con unas necesidades concretas.

Así lo resume Inmaculada López, profesora de Enfermería de la Universidad Europea tras una de las sesiones: "Hemos hablado de cómo integrar a los alumnos tanto en el aula como en el centro de prácticas y también utilizar la mentoría de los alumnos como un recurso de acompañamiento". Por su parte, Rosa María Pagán, profesora de Anatomía y Fisiología, defiende a este tipo de alumno como ‘uno más’ e insiste en que “con las herramientas adecuadas y las adaptaciones que los profesores hagan tiene que ser uno más”.

Para cerrar este curso 2018/19 se ha organizado desde la UAD una sesión de Buenas Prácticas Inclusivas, en la que han participado distintos profesores: Rosa Pagán (Facultad de Biomédicas), Lorena Esmoris (Facultad de Ciencias Sociales), Isabel Gaviña (Facultad de Ciencias del Deporte), Ignacio Villafruela (Centro Profesional) y Silvia Lavado (Escuela de Arquitectura) en la que han compartido casos reales que han tenido en su aula.