Daniel Briggs, Premio al Distinguished Book Award por la International Division of Criminology de la American Society of Criminology

El profesor Daniel Brigg recibió el pasado 16 de noviembre en la ciudad de Atlanta este prestigioso premio por la obra ‘Dead End Lives: Drugs and violence in the city’, un trabajo de observación de dos años realizado junto al alumni del Grado en Criminología, Rúben Monge Gamero.

Para el profesor Briggs este premio supone “el reconocimiento sobre un cambio necesario para empujar a la sociedad hacía su camino más humano y, a la vez, marque un cambio en la manera de investigar donde nos acerquemos a persona que tienen problemas de violencia sin miedo y sin prejuicios, mostrando empatía, escuchándoles y sentarnos entre ellos, cosas básicas de la conducta humana”.

Con este libro el autor quería ver y sentir “lo que era la lucha diaria para buscar comida en la basura; estar al lado de una mujer embarazada de cinco meses mientras su pareja le administraba un pinchazo de heroína en el cuello. Estuvimos en la zona con la misma ropa durante dos años, olíamos fatal al final del trabajo de campo; de hecho, al final la gente pensaba que también éramos drogadictos”. Para Briggs y el Alumni con el que compartió el trabajo lo que hicieron “es investigar, es responder a la realidad actual. Las ciencias sociales no pueden seguir ignorando esas realidades porque negarlas forma parte de la ignorancia sobre ellas. No hay remedio rápido para estos problemas y por eso es mucho más fácil taparlos. Por esa razón, ningún estudio rápido puede capturar esa realidad adecuadamente, y se requiere tiempo y paciencia para hacer un trabajo de calidad que represente bien la realidad”. Por estas razones el autor quisiera pensar que “el premio (Distinguished Book Award) también reconoce eso”.

Para Daniel trabajar en la Universidad Europea es una gran oportunidad ya que “ofrece un Grado en Criminología muy diferente que involucra a profesores con amplia experiencia en sus respectivos campos que llevan asignaturas diversas y fascinantes. Gracias a eso me crucé con un estudiante como Rubén Monge Gamero justo cuando empezamos a formarles en métodos de investigación y Rubén mostró todas las competencias que tratamos de trasmitirles en la Universidad Europea para ser investigador: era motivado, atento, paciente, humilde y abierto”. Fue en ese momento cuando Rubén decidió centrar su Proyecto Fin de Grado sobre el mercado de droga más grande de España (Valdemingómez o La Cañada Real Galiana) y las actuaciones policiales en la zona. Cuando profesor y estudiante empezaron a ir, se nos dieron cuenta “de la gravedad de la situación y por eso, continuamos con la investigación”.

Una investigación muy interesante que ha dado como resultado un libro que ha sido reconocido internacionalmente y que muestra todas las cualidades que se quieren trasmitir en el aula. Esta es la identidad del Grado en Criminología ya que una de sus orientaciones más destacadas es la investigación socio-criminológica, avalada por su claustro y las publicaciones científicas con vocación hacia el cambio e incidencia real en nuestra sociedad, pero sin duda, una de las cosas más destacadas del grado es la búsqueda por la prevención del delito e intervención directa. Un premio que muestra la importancia de la colaboración directa en el ámbito de la investigación entre profesores y alumnos y muestra como la criminología sí tiene salidas profesionales: son especializadas y concretas.