La Universidad Europea presenta un diagnóstico de movilidad al CRTM para mejorar las condiciones de transporte a los campus de Alcobendas y Villaviciosa de Odón

Un profesor y un estudiante del Máster Universitario de Ingeniería de Caminos se vuelcan para resolver los problemas de movilidad hacia los campus de la universidad

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid ya ha recibido el informe por parte de la Universidad Europea sobre el diagnóstico de movilidad respecto del campus de Alcobendas y del de Villaviciosa de Odón. El proyecto ha sido desarrollado desde el Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad como parte inicial de un TFM del programa de Máster Universitario en Ingeniería de Caminos, Canales y Puentes liderado por el profesor Samir Awad Núñez y ejecutado por el estudiante Bernando Fernández Aranda.

Este proyecto nació para mejorar las redes de transporte público hacia la universidad tanto para el campus de Alcobendas como para el de Villaviciosa de Odón. Las conclusiones a las que se han llegado a través del mismo radican en la reducción del intervalo de paso, la creación de servicios exprés y la implantación de una ruta alternativa que, accediendo a Villaviciosa de Odón por la M-501, pare antes en el campus que en el casco del municipio. En el caso del campus de Alcobendas, la solución pasaría por una extensión desde la cabecera actual en Arroyo de la Vega hasta el campus.

Estas necesidades en la mejora del transporte fueron detectadas mediante una encuesta en la que participaron unas 600 personas incluyendo estudiantes, profesores y personal de administración y servicios. Con ello se busca transmitir al CRTM la necesidad de reforzar los servicios de transporte público colectivo existentes por el momento.

Para el profesor del Máster de Ingeniería de Caminos de la UEM, Samir Awad, liderar el proyecto ha sido “una oportunidad de oro para poner en valor la asignatura de Planificación y Gestión del Transporte así como de transmitir a un alumno un conocimiento profundo del trabajo de consultoría en ingeniería de transportes”. El profesor afirma que “este trabajo tendrá dos ventajas: un importante contacto con la realidad y que puede servir de punto de partida para un cambio real en la movilidad a los campus de la universidad”.

Samir Awad confirma que las reuniones con el CRTM han sido positivas desde el primer momento. “Nos facilitaron información, modelos de planes de movilidad a campus universitarios, autorizaciones para realizar los trabajos de campo. A cambio, nosotros nos comprometimos a trabajar siguiendo las pautas con las que suelen recibir los informes de consultoría que encargan y emplear una metodología pactada por las dos partes”, cuenta el profesor.

Resolver los problemas de movilidad de ambos campus es cada vez una realidad más palpable gracias al trabajo conjunto de profesores y alumnos que con este proyecto han dado pasos de gigante para conseguir el objetivo propuesto para el bienestar de todos los que acuden a diario a la universidad.