Dos investigadores de la Universidad Europea ganan el primer Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte Liberbank

Gracias a su proyecto, "Beneficios de un programa de ejercicio físico intrahospitalario en niños con cáncer", elaborado junto a otros académicos, Javier Salvador Morales Rojas y Alejandro Lucía. Los investigadores de la Universidad Europea también ha colaborado en el estudio que consiguió el segundo premio.

Los  profesores  de la Universidad Europea,  Javier Salvador Morales Rojas y Alejandro Lucía han conseguido tanto el primer como el segundo premio de los Premios de Investigación en Medicina del Deporte, que convoca la empresa Liberbank.

A través de su investigación "Beneficios de un programa de ejercicio físico intrahospitalario en niños con cáncer", llevada a cabo con 169 niños y niñas diagnosticados con cáncer y realizada en colaboración con otros profesores, los investigadores se han alzado con el primer premio de estos reconocidos premios que reconocen la importante labor de los investigadores e inventivan las ayudas a la investigación de excelencia. Con el estudio, se demuestra que un programa supervisado de ejercicio físico combinado (fuerza y resistencia) intrahospitalario es seguro, tiene efecto cardioprotector, no aumenta el riesgo de mortalidad ni de recaída de la enfermedad y puede reducir el tiempo de hospitalización, lo que supone además un ahorro económico.

El segundo premio se lo llevó el proyecto "Ejercicio gestacional y salud materna y del descendiente: análisis de dos ensayos clínicos aleatorios y seguimiento a largo plazo", donde los investigadores de la Universidad Europea también han colaborado.  Una de las principales fortalezas de este estudio, además de la utilización de importantes co-variables durante el periodo de postparto que pudieran influir en los efectos del ejercicio, ha sido su análisis secundario explorando estos beneficios en función de cuatro posibles patrones de hábitos deportivos maternos (activa o no activa, antes y durante el embarazo), encontrando que las mujeres sedentarias previas al embarazo que empiezan un programa de ejercicio supervisado, y sus descendientes, son los que más se benefician del ejercicio físico y son más receptivos a la prevención de enfermedades cardiometabólicas.