The Quirónsalud San José Hospital and Universidad Europea perform labor simulations

Designed for students in the sixth year of the medicine degree to ensure that they can face deliveries with the best guarantees

El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud San José ha diseñado, en colaboración con la Universidad Europea,  unos simulacros de parto dirigidos a alumnos de 6º de Medicina para conseguir que los estudiantes se enfrenten a los alumbramientos con las mejores garantías.

Cada simulacro, en el que participan cuatro profesionales y un estudiante, dura una media de 20 minutos, tiempo en el cual una paciente que desea un parto sin epidural (primípara o multípara en función de la simulación) y que ha llegado al hospital en una primera fase de parto avanzada es capaz de finalizar su dilatación y tener una segunda fase del parto muy realista.

En cuanto al desarrollo de la acción, el estudiante, que ejerce de “residente” de ginecología y obstetricia, recibe una llamada en la que se le solicita que baje a paritorios ante una paciente con sensación clara de pujo que ha sido ingresada directamente. Ante esta situación el alumno accede a una sala de paritorios simulada, en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Biomédicas y de la Salud de la Universidad Europea, en la que tendrá que obtener los datos más relevantes de la historia clínica y atender a la paciente, aplicando tanto la teoría que ha aprendido como transmitiendo la calma y el respeto que la situación requiere.

En este aprendizaje se actúa de manera simultánea: un obstetra actúa como acompañante de la paciente y, además, registra todos los detalles necesarios para corregir y mejorar las habilidades del estudiante; mientras que un segundo obstetra supervisa al "residente" mientras ejerce el papel de médico adjunto de guardia. Asimismo, un técnico controla la evolución del parto, las contracciones y la monitorización fetal; y un cuarto profesional, en este caso una profesora voluntaria de la Universidad Europea hace el papel telemático de parturienta, observa la situación, escucha la conversación y tiene en cuenta la progresión del parto. El simulacro termina con un parto atendido por uno de los obstetras y una discusión de grupo en la que se analizan los distintos detalles a mejorar.