Educación bilingüe: ventajas y desventajas

¿Te llama la atención educarte completamente en otra lengua y te gustaría conocer las ventajas de la educación bilingüe y sus desventajas? Es normal que te hagas esta pregunta por el interés cada vez mayor de adquirir altos niveles de conocimientos de un idioma, especialmente el inglés. Seguramente conoces a muchas personas que han recibido una educación bilingüe, y resulta evidente las ventajas que tiene: conocer un idioma casi como una segunda lengua materna. Por supuesto, esto puede abrir numerosas puertas en el futuro laboral de cualquier persona, e incluso en el ámbito personal porque, ¿a quién no le gustaría pasar unos años de su vida en un país extranjero? ¿O a quién no le gusta viajar?

Por norma general, las personas que tienen una educación bilingüe la reciben desde los primeros años de la infancia, de modo que son los padres quienes toman esta decisión. Sin embargo, existen otras opciones, como estudiar una carrera bilingüe en la universidad, que también te podrá ayudar a conocer un idioma extranjero más a fondo. En todo caso, y aunque no lo parezca, la educación bilingüe tiene ventajas y desventajas que debes conocer antes de lanzarte a esta aventura. ¿Te gustaría saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

La educación bilingüe y sus ventajas

Es importante que repares en las ventajas y desventajas de la educación bilingüe antes de tomar una decisión. Por el lado positivo, podemos destacar las ventajas de la educación bilingüe en varios puntos:

  • Competencia lingüística: es el beneficio más evidente. Pero, además, esta capacidad activa las redes del cerebro y permite que las personas tengan una mirada y un pensamiento más abierto.
  • Competencia profesional: sin duda, uno de los motivos por el que muchas personas se deciden por una enseñanza bilingüe. Con este tipo de educación las posibilidades profesionales se multiplican, al ser una cualidad que puede marcar la diferencia con otros candidatos a un puesto de trabajo.
  • Competencia cognitiva: ser bilingüe es mucho más que hablar dos idiomas, ya que permite desarrollar las habilidades comunicativas y aporta flexibilidad mental.
  • Competencias culturales: un idioma también es cultura, y eso es precisamente lo que se adquiere junto con las competencias lingüísticas, derribando barreras culturales y mentales, y aportando una visión más amplia del mundo.

¿Quieres adquirir una educación bilingüe después de leer esto? ¡Es normal! Sin embargo, también es conveniente que conozcas algunos de los argumentos en contra que muchos ven para este tipo de educación.

La educación bilingüe y sus desventajas

Analizando la educación bilingüe y sus ventajas y desventajas, podemos ver algunos aspectos negativos que afectan sobre todo a los niños. En este sentido, muchos expertos no están de acuerdo con este tipo de educación dado que es muy probable que la persona corra el riesgo de no alcanzar un nivel satisfactorio en ninguno de los dos idiomas en los que se le está formando. De la mano van los problemas cognitivos relacionados con el lenguaje que con una persona multilingüe se multiplica por tantas lenguas como la persona domine.

Por supuesto, si quisieras adquirir estas capacidades a una edad adulta, no tendrías que enfrentarte a estos inconvenientes. ¡Así que no lo pienses más! Conociendo la educación bilingüe y sus ventajas y desventajas, estás preparado para tomar la decisión en la que llevabas pensando tanto tiempo y que tantas puertas te va a abrir profesionalmente.