Por qué estudiar Derecho en cinco puntos

Como les ha pasado a casi todas las personas que ahora tienen el título universitario, es posible que te estés preguntando por qué estudiar Derecho. Puede que tengas ideas sobre esta ciencia que te gusten mucho y otras que no te convenzan tanto pero, ¿te has parado a pensar seriamente en los factores que de verdad influyen en tu elección?

Seguro que sabes lo que no quieres hacer en la vida. Eso lo sabemos todos, ¿verdad? Es una pista fundamental a la hora de escoger las cosas que queremos llevar a cabo, y al elegir una carrera universitaria nos pasa lo mismo. Por eso, seguro que sabes qué es lo que no quieres estudiar, ¿pero sabes por qué estudiar Derecho?

Sí, son muchas preguntas las que te tienes que hacer en este momento de tu vida y es normal que te sientas un poco perdido porque es una decisión crucial para tu futuro. Pero estás aquí y eso significa que sientes algo especial por el Derecho. Hay algo que te genera una atracción mayor y es necesario que sepas, para bien o para mal, si estás en el lugar adecuado. Prepárate, porque estás a punto de dar un paso hacia la decisión final.

Razones para estudiar Derecho

Vamos a intentar ser sintéticos. Preguntar es algo muy positivo, pero generalmente te llueven tantos motivos por los que hacer o no hacer una cosa, que a menudo acabas más confuso que al principio. Por eso vamos a contarte por qué estudiar Derecho en unos cuantos puntos. Así tendrás las pinceladas más importantes para decidirte por tu futuro profesional. Tres, dos uno…

  1. Es inherente al hombre. Gira 360 grados sobre tus pies y aprecia todo lo que te rodea. Tu casa, tu familia, tus amigos. Todo tiene que ver con el Derecho. Se trata de una ciencia tan antigua como el hombre y la piedra sobre la que se han edificado culturas y sociedades. El Derecho es inherente a ti, a mí y a todas las personas que habitan la Tierra. Da igual el país en el que vivas porque todo, absolutamente todo, gira alrededor de unas leyes. Así que sí, uno de los motivos para estudiar Derecho es que forma parte de ti y de la sociedad en la que vives. ¿No es fascinante?
     
  2. Resolverás los problemas del mundo y de los hombres. O, al menos, tendrás los conocimientos y las herramientas para intentarlo. Uno de los propósitos del Derecho es conocer el cómo y el porqué de las cosas, conocer la lógica que hay detrás de los problemas y los retos humanos. Por eso, si estudias Derecho desarrollarás una serie de destrezas y cualidades que te serán muy útiles en tu día a día, en tu trabajo, en tus relaciones personales… Serás capaz de analizar problemas y encontrar soluciones adecuadas para ellos a través de las leyes: la justicia será tu arma más poderosa.
     
  3. Esto significa salvar vidas. Por supuesto, no todos los problemas son cuestión de supervivencia, pero conseguir que la gente viva sin ellos es uno de los propósitos de un jurista. Si te preguntas por qué estudiar Derecho, piensa en personas desahuciadas, en niños desamparados, en familias con necesidades o en personas a las que se les niega la atención médica. Seguro que podrías ofrecerles una solución justa.
     
  4. Tendrás acceso a un amplio abanico de profesiones. El Derecho está ligado a todos los aspectos sociales del hombre y los campos profesionales no son una excepción. Una de las preocupaciones más importantes a la hora de elegir estudiar Derecho son sus salidas profesionales, pero no tienes nada que temer. El Derecho, al igual que muchas otras ciencias, se relaciona con tantos aspectos, con tantos tipos de empresas e instituciones, que no tendrás problemas para encontrar un nicho en el que sentirte cómodo. Abogado, asesor jurídico, experto en compliance, abogado de empresa, juez, notario, registrador, profesor, doctor… Preguntarse por qué estudiar Derecho es preguntarse quién quiere ser uno en la vida, y con esta carrera podrás elegir, entre muchas opciones, la que más te llene.
     
  5. Y a una base cultural sólida. Un abogado está en constante formación, ya que las leyes se actualizan y el ejercicio de la profesión se actualiza con ellas. Si te estás planteando estudiar Derecho, debes tener en cuenta que te estarás formando constantemente y gracias a esto tus horizontes se ampliarán mucho más de lo que lo harían si te dedicaras a otra profesión. Esta formación intensiva comenzará desde la carrera, ya que recibirás la educación necesaria para gestionar áreas como administración, recursos humanos, marketing, ventas, seguros, banca, fondos de inversión y muchos otros campos en los que una educación sólida y con fundamento es el ingrediente más importante.

Las salidas laborales del Derecho también importan

Por supuesto, dónde aplicas todo este conocimiento también es importante para tomar la decisión. La carrera de Derecho en la Universidad Europea, por ejemplo, pone su foco no en las tradicionales materias históricas y de base teórica del Derecho, sino que tiene un plan de estudios diseñado con el asesoramiento de los principales despachos de nuestro país, para centrarse en materias actuales y de utilidad que te permitirán que cuando acabes tu formación, seas un abogado preparado para ejercer, y no simplemente un graduado en Derecho.

Y es que, si estudias Derecho, podrás ser desde abogado (del Estado o en despachos) hasta inspector de Hacienda o de Trabajo, pasando por ser asesor de diferentes campos (empresa, servicios financieros, seguros, organizaciones no gubernamentales), letrado en las Administraciones Públicas o procurador de los Tribunales.

La universidad es fundamental. ¿Por qué estudiar Derecho en la Universidad Europea?

El centro que elijas para cursar tu Grado en Derecho es fundamental para la calidad de tu aprendizaje. Por eso, es importante que te decantes por un centro que te vaya a ofrecer la educación con la más alta calidad. Centros como la Universidad Europea cuentan con todos los factores necesarios para que salgas dotado de los mejores conocimientos y las máximas cualidades para ser un profesional excelente:

  • Porque su apuesta es innovadora y se adapta a la realidad global del Derecho.
  • Porque ofrece formación práctica y participativa mediante el estudio de casos y clases orientadas a la realidad profesional.
  • Porque cuenta con profesores, profesionales y académicos de reconocido prestigio.
  • Porque podrás tener acceso a un programa de prácticas en los despachos, las consultorías y las empresas más importantes.
  • Porque podrás completar tus estudios en universidades internacionales de prestigio.
  • Porque podrás especializarte en una de las siguientes 5 menciones: Derecho de los Negocios, Derecho de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Derecho Económico y Financiero, Derecho y Relaciones Laborales o Derecho Público.

Porque no es lo mismo estudiar derecho que ser abogado.

¿Ya has dejado de preguntarte por qué estudiar Derecho? Entonces es que la decisión está tomada.

Enhorabuena, estás a punto de emprender el camino hacia una de las profesiones más importantes para las sociedades y para la humanidad en general. En tus manos está que las personas y sus comunidades se respeten unas a otras y que la injusticia no traspase las puertas de nuestras poblaciones, instituciones y hogares.