ODS mes de noviembre: Hambre Cero

Estamos en una situación de máxima urgencia y necesitamos acciones inmediatas. 

La voluntad e iniciativa ciudadana llevan meses siendo muy palpables en todos los barrios de Madrid.

La asociación Plaza Solidaria es un colectivo sin ánimo de lucro, formado únicamente por activistas voluntarios, que se encarga, desde hace más de nueve años, de preparar y repartir cenas entre las personas que viven en la calle o se encuentran en situación de exclusión social.

Distribuíamos, antes de la pandemia, al día una media de 160 comidas a las personas que más lo necesitan. Estas cenas las preparaban nuestras voluntarias y voluntarios en sus cocinas desde sus casas. La logística, la gestión y la coordinación de los recursos, tanto humanos como económicos y materiales de que dispone la asociación, se lleva a cabo por los voluntarios que la hacemos posible cada día. Nuestra filosofía es simple: todas las personas que formamos parte de este proyecto ya sean miembros de la asociación o personas que acuden a los repartos por necesidad, todas, somos iguales y merecemos el mismo trato. La justicia social nos impulsa a mejorar, nos impulsa a aprender y a ser mejores personas cada día y somos plenamente conscientes de que todos nos podemos encontrar en una situación de dificultad en un momento dado. Valores como la solidaridad, la colectividad, la compasión y la humildad sacan a la superficie la verdadera humanidad que cada individuo lleva dentro. Es por ello por lo que luchamos cada día, por intentar ser coherentes con nuestros ideales y con nuestros valores.

Buscando soluciones para superar el Covid-19

Cuando comenzó esta inesperada pandemia tuvimos que cesar nuestra actividad en la calle, en nuestra plaza de Tirso de Molina. Allí repartíamos desde 2011 las cenas por la dificultad de encontrar un local, pero sobre todo, a nivel simbólico, para que se visualizara este problema. Las colas del hambre siempre han estado ahí y nunca hubo una solución real después de la crisis de 2008. Plaza Solidaria busca desde su fundación la “justicia social”, que todos tengamos las mismas oportunidades y que a nadie le falte pan, techo, sanidad universal… que el amor propio nos mantenga en la lucha por estas causas recogidas tanto en la Constitución Española como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En la pandemia hemos reorientado nuestra actividad para poder atender a las personas que más lo necesitaban, actualmente Plaza Solidaria se encuentra enfocada principalmente en tres frentes:

  • La gestión de la ayuda a familias (gestionamos ayudas aproximadamente a 110 familias). Actualmente seguimos manteniendo el cuidado y tutorizando a unas 40 familias mientras les encontramos una solución que tarde o temprano llegará.
  • Movilizando recursos para apoyar a otras asociaciones de Madrid. Algunas como el banco de alimentos africano improvisado en la tienda de ropa de la diseñadora Besha Wear, asociaciones vecinales de Aluche (AVA o Grupo vecinal Las Águilas), Dragones de Lavapiés o La CuBa (acrónimo de Lavapiés Cuidando del Barrio, en el Teatro del Barrio de Lavapiés), reciben o recibían puntualmente o periódicamente, en función de las necesidades, capacidad de gestión y volumen de las donaciones, alimentos o productos de primera necesidad comprados con el dinero recaudado en donaciones por parte de nuestra asociación. En este período contamos con la ayuda inestimable del “Teatro del Barrio” de Lavapiés que nos cedió su local para los repartos.
  • Coordinando voluntarios y voluntarias además de cocineros para ayudar a personas que viven en la calle o que están en situación de exclusión social. Esta acción la llevamos a cabo junto a nuestras compañeras de “Vecinas de Lavapiés”.

Trabajando en equipo

Durante el confinamiento, varias asociaciones vecinales (Asociación de Vecinos la Corrala de Lavapiés y Asociación vecinal de Sol y el Barrio de las letras) también nos han proporcionado alimentos para preparar estos menús para las personas con necesidades. Posteriormente coordinamos las cocinas del restaurante “A Son de Mar” en la calle Ave María 8, cuyo propietario nos cedió su local y sus cocinas y donde chefs como Patxi Aizpuru, Pilar de Bernardo o Anna di Rubo comandaron a diferentes grupos de voluntarios para, durante un mes, cubrir las necesidades del barrio de Lavapiés.

Actualmente estas acciones se llevan a cabo en la calle Olmo nº 20, y la comida que repartimos es generada por la ONG fundada por el chef José Andrés, World Central Kitchen y por voluntarios y voluntarias del barrio que cocinan en sus casas y nos traen las raciones de comida preparados.

Desde Plaza Solidaria seguiremos luchando, ya sea en una plaza, en un teatro o en un comedor para gestionar los problemas de las personas. A pequeña escala, desde nuestra diminuta situación como colectivo, pero con la energía y la determinación más grande para cambiar la realidad de todas las personas que lo pasan mal a diario.

Proyecto Plaza Solidaria Ganador “Ayudas al Compromiso Social 2020” de la Fundación Universidad Europea en colaboración con Santander Universidades.

Mar Larrosa Pérez
Profesora de la Universidad Europea de Madrid
Voluntaria Plaza Solidaria