¿Cómo saber si una compra online es segura? #QuédateEnCasa

El confinamiento obligado ha repuntado las ventas por Internet y sumado nuevos consumidores, pero también han aumentado los ciberdelitos. Te explicamos como comprar online seguro.

El Estado de Alarma no sólo ha traído noticias tristes o negativas. Para el comercio electrónico (o eCommerce) ha supuesto una consolidación de un modelo de consumo que con toda probabilidad será el que nos espere a la vuelta del aislamiento.

Las cifras de ventas en eCommerce en España llevan mucho tiempo creciendo a dos dígitos, pero desde el pasado 14 de marzo, se ha producido un aumento fulgurante que lo ha llevado a crecer hasta casi un 60%, por razones evidentes.

Esto ha llevado a que aquéllos que ya realizaban compras de manera frecuente a través de plataformas online (como Amazon) o sistemas de ventas online en modelos basados en la omnicanalidad (como Zara o La Casa del Libro) hayan aumentado sus compras online y hayan sumado otros bienes como la alimentación o los productos para el hogar.

A éstos se han sumado los «nativos analógicos», recelosos de las compras por internet y los pagos online en los que tenían que introducir los datos de la tarjeta en una página web. La necesidad ha llevado a tomar riesgos y, en la mayoría de los casos, a dado como resultado una compra feliz. Pero los delitos (robo de datos, usurpación de personalidad, phising) han aumentado en tan favorable caldo de cultivo. Es importante conocerlos y saber cómo combatirlos para que el eCommerce no se convierta en nuestra peor asignatura.

El phising («pescar», en inglés) es el clásico. Explicado de manera sencilla, consiste es un mensaje (un email, SMS, whatsapp) en el que un remitente—que al parecer conocemos—nos pide que, por favor, ingresemos en un enlace para recibir un premio y arreglar un problema con nuestra cuenta, entre lo más frecuente.

Con unos sencillos consejos no os engañarán:

  1. Si no debéis ninguna cantidad de dinero, no hay ningún problema con tu cuenta o el mensaje te extraña, desconfía y no hagas nada. También puedes revisar el email (la dirección completa) o URL de la página desde la que se envía esto (verás que son muy raros).
  2. Nunca pinches en el enlace si no estás 100% seguro. Estos enlaces bien remiten a otra página o bien—esto es lo más peligroso—autoejecutan en tu dispositivo un programa que accede a toda tu información.
  3. Si, a pesar de lo anterior, ya «has caído en la trampa» no te preocupes, hay soluciones. La verificación en dos pasos es una herramienta muy útil (si no la has activado aún o no sabes cómo hacerlo, estate atento a nuestro próximo post). Cuando recibas el SMS de confirmación de la operación en tu móvil, revisa lo que dice, puede que el fraude o robo se descubra en ese momento y te vayan a cargar en la cuenta una cantidad ingente que no coincide con la compra realizada por la web.
  4. En el peor de los casos, si ya te «ha cogido», entra rápidamente en tu banco online y da de baja la tarjeta o llama al teléfono de robos de tu entidad.

Además del phising, también es importante que no accedas a ninguna cuenta online con tus claves desde una WIFI pública (de un hotel, un supermercado, etc.). Es la mejor puerta de entrada para aquellos que se quieren hacer con tu información.

Por último, debemos acostumbrarnos a cifrar los dispositivos que utilicemos y que contengan información a través del uso de contraseñas robustas y con varios pasos de seguridad. Una buena práctica consiste en dejar de utilizar contraseñas sencillas, lógicas o contactadas con nuestros datos como: «1234» o «Miguel1», por ejemplo.

Para ayudarnos con el control de contraseñas y usuarios, una solución muy eficaz son las aplicaciones de gestión de éstas. Hay algunas gratuitas que funcionan muy bien, como SafeInCloud o 1PassWord.

Eso sí, muchos ya pueden ir despidiéndose del uso del dinero en efectivo en favor de los sistemas de pago electrónicos o, quién sabe, de las criptomonedas. Para entonces, los buenos hábitos que adquiramos ahora respecto del comercio electrónico nos servirán en el nuevo futuro que nos espera a la vuelta del confinamiento.

#Quedateencasa

Escrito por: Miguel Ortego. Profesor de Derecho Tecnológico de la Universidad Europea y socio director de MediaLAW