La UEC y el Centro de Historia y Cultura Militar reciben a una delegación rusa en homenaje a la figura de Agustín de Betancourt

Arquitectura y Diseño

8 Mar 2016


Eventos

Ver eventos

Con motivo de los actos de preparación del aniversario del nacimiento del insigne ingeniero universal Agustín de Betancourt y Molina, José Alberto Ruiz de Oña, director del Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias, Francisco Santos, presidente de la Fundación Agustín de Betancourt y Pablo De Souza, coordinador de las titulaciones de Arquitectura e Ingeniería de la Universidad Europea de Canarias, han recibido a una delegación estatal rusa representada por el presidente de la Fundación Pública para la Cultura y la Educación de San Petesburgo, Gennadi Popov y el vicerrector de la Universidad Estatal de Ingenieros de Caminos de San Petesburgo (Rusia), Igor P. Kiselev, a la que se mostró los fondos documentales de Agustín de Betancourt y Molina custodiados por Juan Cullen en La Orotava, descendiente de este ilustre ingeniero tinerfeño que estuvo 16 años al servicio del zar Alejandro I. La visita de la delegación rusa ha tenido como objetivos principales la creación de una mesa de trabajo para coordinar, conjuntamente con las universidades canarias, el Gobierno de Canarias y representantes locales, el desarrollo del programa Legado de Agustín de Betancourt iniciándose de este modo los preparativos de los actos conmemorativos del 260 aniversario de su nacimiento, que se cumple en 2018. Piedra angular de este programa es el proyecto de investigación que sobre Agustín de Betancourt está realizando la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea de Canarias con el fin de estudiar y divulgar la figura de quien obtuvo los máximos honores en Rusia, pero que es prácticamente desconocido en el archipiélago. El proyecto está estructurado en tres fases: la catalogación, el análisis y la digitalización de su obra gráfica; el diseño de unidades didácticas para reivindicar la valía de este ingeniero e inventor y de su hermano arquitecto José de Betancourt y Castro, con el objetivo de incentivar el espíritu científico del alumnado y despertar vocaciones emprendedoras; y por último, el estudio de la potencialidad de estas figuras y de los elementos y espacios arquitectónicos, naturales y de experimentación científica relacionados con la familia Betancourt, como recurso y producto cultural y turístico que sirva como puente entre las culturas rusa y canaria.