El consorcio CIBER incorpora propuestas elaboradas por docentes de la Facultad de las ciencias Biomédicas de la Universidad Europea

Health, Research

El Centro de Investigación Biomédica en Red reconoce el proyecto enfocado a estudiar los mecanismos moleculares que causan el envejecimiento fisiológico y las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el mismo

7 Oct 2016


Eventos

Ver eventos

El pasado 22 de septiembre, el Ministerio de Economía y Competitividad, junto con la Dirección del Instituto de Salud Carlos III, aprobaron dos propuestas con la participación de profesores de la Universidad Europea para la incorporación en las nuevas áreas temáticas de nuevos grupos al consorcio CIBER.

Dentro del Área de Temática de Enfermedades Cardiovasculares, tanto el grupo CIBER, en el que colabora el profesor David Sanz, como el grupo del CNIC, en el que está involucrado el profesor José Rivera, ambos de la Facultad de Biomédicas, fueron dos de los seleccionados. La propuesta trabajada por Rivera, titulada Bases moleculares de la aterogénesis y el envejecimiento vascular en modelos traslacionales, estudia los mecanismos moleculares que causan el envejecimiento fisiológico y las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el mismo.

Según ha comentado el profesor Rivera, “esperamos poder identificar nuevos biomarcadores y dianas moleculares para utilizar en el diagnóstico precoz y en la terapia de dichas enfermedades cardiovasculares”. Además de los principales objetivos, Rivera ha admitido que “esperamos descubrir nuevos mecanismos moleculares y celulares implicados en la fisiopatología de una de las enfermedades raras  más devastadoras de las conocidas en la actualidad.

La concesión de incorporación al consorcio CIBER es un reconocimiento a los dos  grupos liderados por los Directores Médico y Científico respectivamente del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) con la participación de Sanz y Rivera. “En un futuro a corto medio plazo esperemos que tenga repercusión tanto en la participación en proyectos científicos como en la producción científica.  Es otro granito para que la Universidad Europea continúe ampliando su cobertura y tenga presencia al más alto nivel”, ha expresado Rivera.