Antonio Pampliega: "Hay que seguir contando historias, dando voz a los que no tienen. Para eso somos periodistas, no para dar conferencias"

Alumni, Comunicación

La octava edición de las jornadas “Periodismo al límite” reunió a corresponsales de guerra de la talla de Cristina Sánchez, directora y presentadora del programa de Radio 5 (RNE) “Países en conflicto”, y a los fotoperiodistas Olmo Calvo y Judith Prat

3 Oct 2016


Eventos

Ver eventos

La Universidad Europea celebró este miércoles 28 de septiembre la octava edición de sus jornadas “Periodismo al límite”, centradas en la figura de los corresponsales de guerra. Contó para ello con un invitado muy especial, el alumni Antonio Pampliega, que estuvo diez meses secuestrado por la filial de Al Qaeda en Siria, el Frente al Nusra.

Pampliega compartió con los asistentes su experiencia como reportero en zonas de conflicto y aseguró que ya está planeando su próximo viaje profesional. “Hay que seguir contando historias, dando voz a los que no tienen. Para eso somos periodistas, no para dar conferencias”, afirmó.

El reportero, que se mostró muy crítico con los medios de comunicación, quiso hacer una reivindicación en favor de los profesionales freelance que cubren conflictos en condiciones precarias: “Hay que seguir haciendo periodismo porque somos necesarios, pero también tenemos que cobrar. Los medios no lo entienden”.

Las jornadas contaron también con la participación de Cristina Sánchez, directora y presentadora del programa de Radio 5 (RNE) “Países en conflicto”,  y de la fotoperiodista Judith Prat. Ambas conversaron sobre el papel de las mujeres en el reporterismo actual y reivindicaron las historias contadas por las mujeres que las protagonizan, así como mayor visibilidad para las profesionales que se dedican al periodismo de guerra.

“Soy mujer y cubro conflictos. No es inusual, muchas mujeres lo hacen, pero tenemos menos visibilidad”. Así comenzó su intervención Cristina Sánchez, directora y presentadora del programa de Radio 5 (RNE) “Países en conflicto”, y añadió: “Yo tengo una lucha personal, que las mujeres sean las protagonistas de mis informaciones, no tanto por ser mujer, sino por una cuestión de justicia”.

En la misma línea, Judith Prat, fotoperiodista, hizo hincapié en que “deberíamos centrarnos en que las mujeres nos narren los conflictos que estamos comunicando, que nos digan cuál es su lectura porque ésta completa el relato”.

Por su parte, el también fotoperiodista Olmo Calvo, señaló cómo hace falta tiempo y paciencia para conseguir buenas historias, ya que “las imágenes que quieres sólo las tienes cuando compartes y das todo. Tienes que tener calma y empatía". Asimismo, reconoció que “hay quien se comporta de forma muy abusiva para conseguir una foto o un testimonio. Antes que periodistas, somos personas y eso hay que tenerlo siempre en cuenta”.