27 de mayo: Día Nacional del Celíaco

Health

Con motivo de la efeméride, Sara Martínez López, profesora de Nutrición de la Universidad Europea escribe un artículo sobre la problemática de esta patología

27 May 2016


Eventos

Ver eventos

El 27 de mayo se celebra el Día Nacional del Celíaco. La enfermedad celíaca no es una enfermedad rara, sino que se trata de un desorden intestinal caracterizado por una intolerancia permanente al gluten, una proteína presente en el grano de algunos cereales. Cuando un celíaco ingiere gluten, la mucosa del intestino delgado sufre un proceso inflamatorio permanente que dificulta la absorción de los nutrientes presentes en los alimentos y acusa con diversos síntomas intestinales tales como dolor abdominal, diarrea, vómitos, etc.

De acuerdo a la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Madrid, aproximadamente un 1% de la población sufre este desorden. Los “verdaderos celíacos” son personas genéticamente predispuestas a desarrollar la intolerancia, que se puede diagnosticar a cualquier edad. Sin embargo, de cada diez personas que hacen la dieta sin gluten, ocho la usan como método de adelgazamiento sin ninguna justificación médica. Son los conocidos como "falsos celíacos". En una entrevista cedida a ABC, la Dra. Garaulet, catedrática de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Murcia, desaconseja totalmente la ingesta de productos sin gluten para controlar la obesidad, ya que “en todo caso aumenta la sensación de hambre y la resistencia a la insulina”.

El único tratamiento para controlar la celiaquía supone el seguimiento de por vida de una dieta estricta, bien mediante alimentos libres de gluten, o mediante productos especialmente elaborados para celíacos. La mayoría de alimentos que encontramos en el mercado no son aptos para celíacos, lo cual dificulta aún más la vida del celíaco. Por ello, la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), que está fuertemente implicada en dar visibilidad a esta enfermedad, ha elaborado un amplio listado de alimentos sin gluten, incluyendo alimentos frescos, como carnes, pescado, huevos, frutas, verduras, legumbre y algunos cereales, como el arroz y el maíz. Por el contrario, los alimentos que contienen trigo, cebada, avena, centeno y sus variedades híbridas deben ser completamente eliminados de la dieta de un celíaco; así como los alimentos envasados y elaborados tecnológicamente, que a pesar de ser libres de gluten, pueden llegar a incorporarlo durante el procesado.

Además, los alimentos destinados a celíacos deben indicar el mensaje “sin gluten” en el etiquetado, que asegura una cantidad inferior a 20 ppm de gluten, a diferencia de los alimentos “muy bajo en gluten” (no apto para celíacos). Sin embargo, el nuevo reglamento europeo (nº 828/2014), que entrará en vigor el 20 de julio de 2016, ha provocado muchas controversias al incluir además las especificaciones “elaborado específicamente para personas con intolerancia al gluten” o “elaborado específicamente para celíacos” que podrían generar confusión.

Sara Martínez López, Profesora Adjunta del Departamento de Farmacia y Biotecnología